Tengo un diente roto, ¿cómo se puede solucionar?

Lo más importante ante una rotura o fractura dental es venir a vernos lo antes posible. Ya que dejarlo pasar porque no molesta o no es un buen momento, sólo puede dar lugar a que evolucione saliendo caries o afectando a la pulpa o nervio dental y complicando o incluso haciendo imposible su reparación posterior.

Soluciones a dientes rotos

Por tanto según la localización y tamaño de la fractura, se pueden solucionar de estas distintas maneras:

  1. Pulido: cuando la fractura es mínima, muchas veces la mejor solución es pulirla, para eliminar la rugosidad y evitar que se adhiera la placa bacteriana y por lo tanto , evitar que salga caries.
  2. Obturación: Cuando la fractura es pequeña o moderada se puede llevar a cabo la reconstrucción del diente mediante una obturación o más comúnmente llamado, empaste. Esta reparación se realiza con un material llamado resina compuesta, en la que se elige el color más parecido al diente a tratar.
  3. Incrustación: Cuando la fractura es grande, se recomienda reconstruirlo mediante una incrustación, que es como “un empaste” de porcelana que fabrican en el laboratorio y por lo tanto su dureza y resistencia a largo plazo es mucho mayor que la anterior.
  4. Corona dental: Cuando apenas queda esmalte remanente, hay que llevar a cabo una reconstrucción mediante una corona o “funda”. Este tratamiento sólo se realiza, si no hay opción de realizar ninguno de los anteriores por la falta de estructura dental sana en la que poder anclarse.
  5. Exodoncia: Cuando la fractura afecta a la raíz y queda por debajo de la encía, su reparación no es viable ya que no hay forma de sellar correctamente y por lo tanto habría que exodonciar o quitar ese diente y rehabilitarlo de la manera menos agresiva posible, que en principio, es mediante la colocación de un implante dental con su corona.

Con total independencia del tamaño de la fractura, siempre hay que valorar tras una rotura dental el estado del nervio; especialmente si la fractura ha sido por un traumatismo. E independientemente del tipo de reparación, si la pulpa o “nervio dental” está afectado de manera irreversible habrá que llevar a cabo una endodoncia. Para más información visita nuestra publicación sobre endodoncia.

Y volvemos a insistir en que ante una rotura dental, pide tu cita lo antes posible.

Politica de privacidad | Uso de cookies | Aviso Legal

Llerandi & Bejar

El sitio web https://llerandibejar.com/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar