Técnicas de higiene en niños

Hoy queremos hablaros sobre como cuidar los dientes de los más pequeños. Porque es una pregunta que nos hacéis mucho las madres, especialmente primerizas, así que aquí os dejamos las técnicas de higiene más adecuadas para los niños.

¿Cómo debe ser la higiene bucal del bebé?

Es importante comenzar con técnicas de higiene bucal desde antes de que le salgan los dientes. Desde el nacimiento y hasta la erupción de los primeros dientes (entre los 6 y los 12 meses), se debe limpiar la boca y las encías con una gasa humedecida en agua o con un dedal de silicona, una vez al díaCuando aparezcan los primeros dientes de leche (entre los 6 y 12 meses), es recomendable utilizar un cepillo de dientes infantil humedecido en agua, de filamentos redondos y cabezal pequeño, adecuado al tamaño de la boca. Cuando el niño haya aprendido a escupir, se puede utilizar una pequeña cantidad de dentífrico infantil fluorado (del tamaño de un guisante), supervisando siempre que el niño no se trague el producto.

¿Cuántas veces al día hay que cepillar los dientes de los niños?

Lo ideal es cepillarse después de las tres comidas importantes. Pero, si no es posible, los niños deben limpiarse los dientes como mínimo dos veces al día: justo antes de ir a dormir y después del desayuno. Si tu hijo se queda a comer en el colegio, puedes prepararle un neceser con un cepillo de dientes infantil y un tubo de pasta.

¿Deben cepillarse ellos solos o hay que ayudarlos?

Los padres tenemos que realizar la limpieza hasta que nuestros hijos sean capaces de cepillarse por sí solos. Y, aunque puedan hacerlo de manera independiente, es necesario estar presentes para supervisar el proceso. Lo ideal es que empiecen ellos solos, para que se acostumbren a hacerlo ellos mismos, y que los padres repasemos después y hagamos un cepillado final.

¿Qué necesitan?

Es recomendable que el niño tenga un cepillo infantil propio, de cabezal pequeño y filamentos suaves y de punta redondeada. No olvides renovar el cepillo como máximo cada tres meses, y siempre después de una gripe o un resfriado. En comparación con un dentífrico para adultos, la pasta de dientes infantil contiene ingredientes limpiadores más suaves y menor cantidad de flúor, en función de la edad y el tipo de dientes, para evitar la aparición de manchas oscuras en los dientes permanentes. El flúor es una de las mejores maneras para ayudar a prevenir el deterioro de los dientes y la formación de caries.

La técnica del cepillado

Existen diferentes técnicas, pero la más sencilla y, por tanto, recomendada para los niños, consiste en hacer movimientos circulares sobre las caras internas y externas de los dientes, y movimientos cortos de adelante hacia atrás y viceversa, en las zonas de masticación.

De todas formas en la clínica dental en el barrio de Salamanca estamos encantadas de ayudaros con los más peques. Mas información de nuestros tratamientos de odontopediatría ¡Os esperamos!

 

 

 

Politica de privacidad | Uso de cookies | Aviso Legal

Desarrollado y posicionado por MKTmedianet

El sitio web https://llerandibejar.com/ utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar