Muelas del juicio: curiosidades

Hoy queremos contaros algunas curiosidades sobre las muelas del juicio, que tanto dolor de cabeza nos dan muchas veces a todos, tanto a pacientes como a profesionales de la salud dental.

Antes de nada ¿qué son las muelas del juicio y por qué las llamamos así? Las muelas juicio son los terceros molares o también llamados cordales que suelen erupcionar entre los 17 y los 25 años. Se les denomina muelas del juicio porque se considera que a la edad en la que erupcionan la persona ya es “madura” y tiene capacidad para juzgar.  Dicho esto, os vamos a contar algunas curiosidades de las mismas:

  1. ¿Para qué sirven las muelas del juicio? En la prehistoria, nuestros antepasados, las utilizaban para triturar mejor los alimentos crudos y así poder digerir bien la comida, sin embargo a día de hoy su función es muy reducida. Estos homínidos tenían maxilares mucho más grandes y desarrollados por lo que los cordales tenían espacio más que suficiente incluso a veces había hueco para un cuarto molar. Según el ser humano fue cambiando la dieta, los maxilares fueron siendo cada vez más pequeños pero las muelas del juicio siguieron apareciendo. A día de hoy sólo sirven como otro molar más si se tiene espacio para ellas (sólo un 15% de la población lo tiene) o si se ha perdido alguna muela anterior y los cordales se desplazan hacia delante y hacen la función de la ausente.
  2. ¿Las tendremos siempre? Se cree que no ya que a día de hoy hay un 35% de la población que no las tiene. Así que será cuestión de tiempo el que terminen desapareciendo.
  3. ¿A cuánta gente le extirpan las muelas del juicio? La Asociación de Cirujanos Orales, calcula que en torno al 85% de los que tienen muelas del juicio necesita de su extirpación; bien sea porque está causando infección y por lo tanto dolor y molestias al paciente, o porque no se consigue una buena higiene a ese nivel.
  4. ¿Por qué nos causan tanto dolor? La muela del juicio duele al salir porque hay una infección debida a que la higiene en esa zona es muy complicada, y por lo tanto la encía se inflama. Cómo además la muela está haciendo presión sobre esa encía, cada vez duele más, nos cepillamos peor, y es un círculo vicioso muy doloroso que hace que todos queramos quitarnos las muelas del juicio cuánto antes.
  5. ¿Qué tratamiento necesito si me duelen las muelas del juicio? Lo primero, venir a vernos, porque si la muela tiene espacio para salir, con un antibiótico y enseñando unas correctas técnicas de higiene, puede que seas ese 15% de la población que puede disfrutar de ellas.

Esperamos que esta información haya sido útil y nos vemos en Llerandi & Béjar.

 

 

Politica de privacidad | Uso de cookies

Desarrollado y posicionado por MKTmedianet

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio Web, realizar métricas analíticas, mostrar contenido multimedia y publicidad e interactuar con redes sociales. mas información de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies