La ortodoncia puede reducir tu problema de bruxismo ¡Descubre como!

El bruxismo es el hábito involuntario de rechinar los dientes sin propósitos funcionales. Mientras que la ortodoncia es la especialidad odontológica encargada de corregir las mal posiciones dentales.

 

Pues bien, aunque la causa principal del bruxismo es la liberación de estrés se sabe que si la oclusión no es la ideal (y eso solo pasa en un 3% de la población) las probabilidades de desarrollar bruxismo aumentan considerablemente. Es en este punto en el que entra la ortodoncia.

Cómo cada paciente es distinto, en caso de padecer bruxismo (o creer que lo padeces) lo primero es acudir a tu dentista de confianza.

Una vez analizado el caso y según el estado concreto de la boca se pueden realizar los siguientes tratamientos:

  1. El más conservador es realizar una férula de descarga, tipo Michigan. Con ella vamos no solo a frenar los desgastes si no también a disminuir el bruxismo y por lo tanto las sobrecargas musculares que se generan por el mismo
  2. Una ortodoncia para mejorar la oclusión y así disminuir el avance del bruxismo. A veces para conseguir la oclusión ideal en adultos es necesario la extracción de dientes o la combinación con cirugía ortognática.
  3. Una rehabilitación completa cuando los desgastes son muy severos. Aquí entra la labor de un prostodoncista que lo hace es devolver a los dientes la anatomía (forma) que tenían antes de empezar a desgastarlos. En estos casos, como aumentamos la dimensión vertical, mejora mucho el bruxismo. Aún así toda rehabilitación se finaliza con una férula de descarga tipo Michigan de uso, al menos, nocturno

Si tienes dudas de si sufres bruxismo, te dejamos también los principales signos de alerta de dicho hábito:

  1. Sobrecarga muscular (especialmente por las mañanas) de los maseteros (mofletes) y/o cervicales
  2. Dolores de cabeza o cefaleas frecuentes
  3. Desgaste de los dientes, perdiendo estos la forma natural. Es decir, lo más frecuente es encontrarse caninos (colmillos) sin cúspide o molares con cúspides invertidas.
  4. Aumento de la sensibilidad dental por pérdida del grosor del esmalte dental.

Así que si crees que puedes padecer bruxismo cuanto antes se diagnostique y se empiece a tratar, mejor serán los resultados a largo plazo. No dudes en llamarnos y venir a vernos

Politica de privacidad | Uso de cookies | Aviso Legal

Llerandi & Bejar