¿Por qué hay que cuidar los dientes de leche?

Hacemos esta entrada en el blog porque son muchos los pacientes que no le dan importancia a las caries en los dientes de leche de sus hijos, porque total, se van a caer. Y eso es un error muy común y que puede tener serias consecuencias para los dientes definitivos que vienen después. Así que os vamos a contar porque la importancia de cuidar los dientes de leche.

Antes de nada, queremos recordar que la caries es una enfermedad infecciosa que destruye las distintas estructuras dentales.

La caries cuando afecta exclusivamente al esmalte no es dolorosa y sólo se puede diagnosticar con una exploración clínica (suele verse como cavidades oscuras en el diente) y radiológica. El riesgo mayor viene cuando la caries no se detecta en esa primera fase y avanza hasta la segunda capa que es la dentina (donde empieza a molestar con el frío y el dulce) y llega hasta la pulpa(nervio) donde deja de molestar porque necrosa el diente. En esta fase de necrosis dental las bacterias colonizan la pulpa radicular y producen una infección donde termina la raíz dental (ápice radicular) a nivel óseo. Es esta infección la que puede llegar a afectar al diente definitivo produciendo malformaciones o manchas en el mismo.

Además el tratamiento de estas caries no es como muchos padres piensan la extracción. Ya que los dientes de leche son fundamentales para que los dientes definitivos erupcionen correctamente. Por eso hay que mantenerlos hasta que estén formados al menos 3/4 partes de la raíz del diente definitivo que le va a sustituir. Así que la edad varía según el diente en cuestión (cada uno se cae a una edad aproximada) y la edad dental del niño (hay niños que recambian los dientes mucho más rápido que otros). Pero para poneros un ejemplo, los caninos superiores habría que mantenerlos hasta los 11-12 años.

Así que dicho esto os dejamos a los padres unas recomendaciones sobre como cuidar los dientes de leche en casa:

  1. Desde que salen los dientes y durante el primer año de edad limpiar los dientes con una gasa humedecida tras las comidas
  2. A partir de los 2 años se introduce el cepillo de cabezal pequeño y cerdas suaves. Donde los padres con una pasta infantil y con muy poca cantidad (el tamaño de una lenteja) le cepillan los dientes suavemente tras las comidas. Cuando los padres le cepillen siempre recomendamos que le echen un vistazo a los dientes del niño. Y si aparece alguna mancha oscura, traedlo lo antes posible para tratar la caries en las fases iniciales donde el tratamiento es más sencillo y con mejor pronóstico.

Esperamos que os haya servido de ayuda y para cualquier duda os esperamos en Llerandi & Béjar

Politica de privacidad | Uso de cookies

Desarrollado y posicionado por MKTmedianet

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio Web, realizar métricas analíticas, mostrar contenido multimedia y publicidad e interactuar con redes sociales. mas información de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies