¿Cómo realizar una buena higiene dental con encías sensibles?

Esto suele ser una consulta muy habitual en nuestra clínica. Ya que cuando molestan las encías la tendencia es a no cepillarse bien esa zona porque nos duele o sangra más.  Pues bien es muy importante saber que la única forma de eliminar esa molestia es mediante un buen cepillado de la zona. Así que es fundamental llevar a cabo una escrupulosa higiene en aquellas zonas que tenemos más sensibles y nos molestan.

¿Cómo realizar una correcta limpieza si tienes las encías sensibles?

  1. Cepillarse durante más tiempo pero más suavemente la zona. Una encía sana no sangra ni molesta. Si esto sucede es porque está inflamada, y la única forma de desinflamar las encías es con una correcta higiene. Tanto si usas cepillo manual como eléctrico, tienes que incidir en las zonas más sensible, siempre con un cabezal (en caso del eléctrico ) o un cepillo que no tenga más de 2 meses. Esto es muy importante porque en cuánto un cepillo tiene más de 2 meses empiezan a abrirse las cerdas y estas pueden irritar y dañar más las encías. También ayuda darse un pequeño masaje en las encías después del cepillado, ya que contribuye a disminuir la inflamación de la zona.
  2. Usar la seda dental. Todos deberíamos usar la seda dental , al menos una vez al día, en toda la boca. Por desgracia en España, no está extendido su uso. Pero tenemos que ir incorporándolo poco a poco a nuestra rutina, porque si no lo hacemos hay un 30 % de la superficie dental que no se limpia y eso contribuye a aumentar la inflamación de las encías
  3. Limpiarse la lengua. La lengua es un músculo que al tener las papilas gustativas, posee una superficie rugosa dónde se almacena mucha placa bacteriana. Es en muchos casos, la causante del mal aliento o halitosis . Por eso es fundamental limpiarse la lengua cada vez que nos lavamos los dientes. Se puede usar el mismo cepillo dental para ello, aunque lo ideal es usar los raspadores o limpiadores linguales específicos. Nosotras recomendamos el de halita o el de lacer.
  4. Visitar a tu dentista. Muchas veces aún llevando a cabo una escrupulosa higiene no conseguimos terminar de desinflamar las encías porque una vez que se ha formado cálculo dental la única forma de eliminarlo es mediante una profilaxis profesional. Así que aunque siempre es recomendable visitar 2 veces al año al dentista, si tienes un episodio de encías sensibles, recomendamos adelantar la revisión para valorar que está pasando y poder prescribir un tratamiento adecuado.

Aunque si tienes cualquier duda, puedes venir a visitarnos a nuestro dentista en el Barrio de Salamanca. Puedes pedir cita aquí en nuestra clínica dental para ayudarte a solucionar tu problema.

 

 

Politica de privacidad | Uso de cookies | Aviso Legal

Llerandi & Bejar